FICHA V

 

Hacernos presentes a Dios. Expresar...

           

 A veces lo que más nos cuesta en nuestra relación con los que nos rodean, es el hecho de expresar lo que sentimos ante ellos o por ellos. En unas ocasiones nos cuesta, porque no tenemos lo tenemos claro. Otras porque lo tenemos muy claro pero nos da vergüenza expresarlo. En otros momentos, sabemos bien que sentimos pero no sabemos expresarlo con palabras.

 

         En la oración nos puede suceder lo mismo. La relación con Dios es un reflejo de la relación con los hermanos y viceversa.

 

         Para ello, antes de comenzar a caminar por este camino que yo os sugiero, os animo a que busquemos como nos situamos ante Dios y como lo expresamos.

 

         Pero, también sabemos que tenemos muchas formas de expresar nuestros sentimientos. No sólo la palabra, sino que nuestra disposición, un gesto, un detalle,... pueden ser formas de expresar nuestra posición y nuestros sentimientos frente al otro.

 

         No debemos olvidar que Dios es especial en esto. Nuestra manera de acercarnos a Él puede parecernos complicada en un principio, pero no nos debemos asustar.

 

         Siempre tenemos que tener presente una doble dimensión:

         Dios es un Dios fascinante, que nos anima, que nos atrae, que nos supera, que está disponible, que escucha, que nos sorprende... Por tanto para acercarnos a esta dimensión, necesitaremos ser "reverentes", es decir, descalzarnos ante su presencia (Ex 3,1-15). Ser respetuosos. Y buscar la cercanía con Él, sobretodo cuando nos relacionamos de una manera personal, desde la oración hecha vida y desde la vida hecha oración.

 

         Pero, Dios también es un Dios tremendo, que nos implica más en la vida cotidiana, que nos sitúa ante ocasiones complicadas, que nos hace elegir, que nos acerca a la cruz, que nos implica con los hermanos, que nos exige coherencia, que nos compromete,... Por tanto, para acercarnos al Dios tremendo, debemos abrirnos confiados, y hacernos presentes ante El, no esquivar su mirada, ni su pregunta,... Estar abiertos activamente a su voluntad...